Historia – Ayuntamiento de Guareña
Guareña, 13 de julio de 2024
Sede Electrónica

Nuestra historia se presenta fascinante y, en ciertos aspectos, aún desconocida, revelándose a nosotros en fragmentos. En la actualidad, calcular la antigüedad exacta de la población resulta una tarea ardua, aunque contamos con vestigios muy antiguos y evidencias de diversas etapas.

Si nos referimos al nombre de nuestra localidad, de manera general los nombres de lugares están relacionados con las características físicas y eventos históricos de la región.

En el caso de “Guareña”, se identifica como hidrónimo, es decir, el término está vinculado con el agua, todo ello, vinculado a los movimientos de población desde la frontera con Francia hasta las tierras extremeñas, especialmente las repoblaciones durante la reconquista cristiana de los territorios peninsulares a los musulmanes. De esta forma encontramos la presencia del nombre de “Guareña” en un río en Salamanca o una comarca al sureste de la provincia de Zamora, hasta llegar al topónimo de nuestra localidad ubicada en la provincia de Badajoz.

Es a lo largo del siglo XVIII en el que empiezan a aparecer documentos escritos (Archivo Histórico Municipal de Guareña) con el actual nombre de Guareña.

A nivel arqueológico y durante la Edad del Bronce, en el término de Guareña, se han encontrado hachas de bronce, característicos de la última fase del periodo.

Uno de los hitos históricos y arqueológicos más importantes encontrados en nuestro término municipal es el Yacimiento Arqueológico de Casas del Turuñuelo, declarado Bien de Interés Cultural en 2021, en la categoría de Zona Arqueológica.

Ha ganado reconocimiento desde el inicio de las excavaciones en 2014. Destaca por sus técnicas constructivas únicas para la cultura tartésica, convirtiéndolo en el mejor conservado en el Mediterráneo occidental. La V Campaña de Excavaciones en 2023 reveló cinco excepcionales bustos antropomorfos del siglo V a.C., los primeros rostros de la cultura tartésica. Estos descubrimientos resaltan la relevancia de la arqueología regional a nivel nacional e internacional.

Posteriormente, en la antigüedad clásica, concretamente en la etapa romana, encontramos vestigios como el del yacimiento del Pozo de la Cañada, una valiosa fuente de datos sobre la vida rural en la época romana. Aunque la casa romana se ha perdido en el tiempo, se descubrieron restos en las excavaciones arqueológicas del 2004, incluyendo un edificio complejo con depósitos y huesos carbonizados de aceitunas. En 1992, se halló un gran contrapeso de granito, ahora preservado en una de las rotondas de nuestra localidad.

En el siglo XIV, Guareña contribuyó con su población a la Batalla del Salado y al asedio de Algeciras contra los benimerines, quienes habían capturado Gibraltar y asediaban Tarifa. Como reconocimiento, Alfonso X otorgó a Guareña ciertos privilegios, incluyendo el derecho de utilizar en sus emblemas la Cruz Floreada del Salado y el título de Lealtad.

Un siglo más tarde, los Reyes Católicos reconocieron el título de Lealtad concedido anteriormente y además le dieron Fuero Real en 1498.

Conoce Guareña. Historia

En el siglo XVI, después de la expedición de Colón, 24 habitantes de Guareña emigraron a América, siendo destacado Domingo de Medina por su conquista en Guazawalco y Honduras, según el trabajo de D. Vicente Navarro del Castillo.

En el siglo XVIII, diversas fuentes históricas proporcionan información relevante, indicando la conexión de Guareña con el Condado de Medellín y el Partido de Trujillo.

En 1720, Felipe V otorga a nuestra población el título de Fiel como reconocimiento por su apoyo en la Guerra de Sucesión. Posteriormente, en 1734, se le concede la independencia del Condado de Medellín mediante Cédula Real.

Queda reflejado la importancia y valía de las armas de Guareña reconocido por diversos monarcas con diferentes títulos para incluirlos en sus armas, el título de Lealtad en el Fuero Real de 1.498 concedido por los Reyes Católicos y el de Fiel concedido por Felipe V en 1.717 tras los sucesos de la guerra de Sucesión.

Un escudo partido. Primero, de azur, león rampante, flambeado y horquillado de oro, empinante a una columna del mismo metal. Segundo, de gules, cruz floronada acompañada arriba y debajo de dos medias lunas reversadas de oro. Al timbre, Corona cerrada.

En 1751, durante el reinado de Fernando VI, se lleva a cabo el Catastro de Ensenada con fines fiscales. En 1791, con la creación de la Real Audiencia en Extremadura, se realiza un Interrogatorio de 57 preguntas para recopilar datos estatales. En ese momento, la villa tenía 2532 habitantes.

Según Tomás López, la tradición cuenta que Guareña tuvo su primera fundación en un cerrillo llamado Cerro de las Chozas o Guarías, donde antiguamente se construyeron chozas o guarías para cultivar la tierra, aunque no hay rastros de ellas en la actualidad.

En el siglo XIX, durante la resistencia contra los franceses, 107 guareñenses se unieron para defender su libertad. Detalles adicionales de esta época se encuentran en el Diccionario Geográfico de Madoz, que describe a Guareña como parte del partido judicial de Don Benito.

Los censos se comienzan a hacer con más regularidad y a partir de 1871 se forman los registros civiles, así en 1850 según Madoz hay 3220 almas y el último del siglo en 1897 nos da 6497 habitantes.

Con el inicio de la Guerra Civil Española, Guareña experimenta una etapa trágica y sangrienta. Está bajo control republicano hasta el 30 de septiembre de 1936, cuando las tropas nacionales toman el control. Durante los años de posguerra, la emigración provoca una notable disminución de la población, reduciéndola de más de 10,000 habitantes a cifras similares a las actuales.

Síguenos en Redes Sociales